¿Te atreves con las aguas abiertas?

Inicio/¿Te atreves con las aguas abiertas?

¿Te atreves con las aguas abiertas?

Paula Hernández 08 May 2015
Paula Hernández Vendedora de agua en Decathlon Zamora Decathlon Zamora.

Es el momento de dejar de entrenar en piscina y probar las aguas abiertas, con condiciones muy diferentes para las cuales tienes que estar preparado. Te ayudamos a iniciarte…

En cuanto a la técnica, tendrás que aplicarte en el crol, el estilo básico en esta modalidad. En la brazada es necesario empujar muy bien el agua en la fase subacuática, ya que se presentarán olas o cambios de corriente que sólo contrarrestarás llevando el impulso con fuerza hasta el muslo. Tras el recobro o fase aérea el brazo debe colocarse bajo el agua, estirado y unos 10cm. por debajo de la superficie. A medida que vayas cogiendo experiencia aprenderás a aprovechar las corrientes para ahorrar esfuerzo en algunos tramos.

La orientación en aguas abiertas es vital y, como todo, hay que trabajarlo. Tanto en un entrenamiento como en una competición el primer paso es hacerte con puntos de referencia. Tienes que visualizar el recorrido para ver las boyas y elegir, si es necesario, algún edificio, espigón u otro elemento que te ayude a orientarte entre ellas.

Obviamente, hay que levantar la cabeza para ver nuestro punto de referencia fuera del agua. La manera más fácil y eficiente es asignar a cada brazo una función, es decir, si respiras hacia el lado derecho podrás levantar la cabeza para mirar al frente cuando remes con el brazo izquierdo. Lo mejor es que la saques recta pero sólo los ojos, que el agua te cubra la nariz. De ésta manera, no tendrás la tentación de coger aire y cambiar el ritmo de la respiración, no tragarás agua y además, cuanta menos altura coja tu frente, menos cambiará el centro de gravedad de tu cuerpo y tu nado se resentirá menos.

Es importante que entrenes esto en la piscina. Un truco es cerrar los ojos y abrirlos sólo cuando te toque sacar la cabeza, es entretenido y rápidamente cogerás el ritmo. Recuerda orientarte cada 5 o 6 brazadas.

Además, también deberías practicar la respiración bilateral. Al principio cuesta, ves que tu cuerpo se hunde cuando respiras hacia el lado que no es el tuyo, pero si te encuentras nadando en el mar y las olas vienen del lado que respiras te será muy difícil no tragar agua y te desfondarás rápidamente. El truco está en exhalar el aire lentamente debajo del agua, así el nado será más recto y constante y necesitaremos coger aire menos veces.

Cuanto más trabajes la respiración, menos probabilidad tienes de sufrir momentos de ansiedad durante el recorrido. Por un lado tienes los típicos nervios por la prueba, tanto si te dedicas a la competición como si te has apuntado por ocio, es normal. Pero además se suman sensaciones como el frío, posibles corrientes y oleaje, falta de experiencia, acumulación de nadadores (con los más que probables golpes que puedes recibir), visibilidad muy reducida comparando con la piscina…

Todo ello hace que no controles tu respiración y te olvides de la técnica. Lo que más funciona es aislarte de lo que pasa a tu alrededor, respirar normalmente y centrarte en algo concreto de tu técnica, por ejemplo fijarte con atención en la forma de meter tu mano al agua, en la buena posición de los pies en el bateo, etc.

Una forma muy buena de prepararse es simular situaciones sin aire en tus entrenamientos, es decir, bucear respirando pocas veces, mantener la respiración cada vez más tiempo, etc.

Si a pesar de haber practicado no eres capaz de conseguir ese control físico y mental, algo que funciona es nadar unas cuantas brazadas a espalda o braza. Te relajarás y podrás respirar hondo sin necesidad de mucho esfuerzo. Te recuperarás y estarás listo para continuar con la prueba.

Es importante que además de practicar en la piscina entrenes en aguas abiertas, sobre todo si la prueba en cuestión será en el mar ya que es muy cambiante y hay que conocerlo para sentirnos seguros nadando en él así que cuanta más experiencia cojas con las olas y corrientes mejor. Si puedes ir acompañado mucho mejor, por seguridad. Además si te pueden supervisar la técnica podrás mejorarla más rápidamente.

Nadar en aguas abiertas | Blog natacion decathlon

Si vas a utilizar neopreno es importante que hayas entrenado antes con él, para acostumbrarte a la flotabilidad y evitar roces

Respecto a tu equipación, si vas a utilizar neopreno es importante que hayas entrenado antes con él, para acostumbrarte a la flotabilidad que proporciona y para evitar roces en la competición. Puedes echarte vaselina en las zonas más conflictivas, por ejemplo el cuello. Aunque la organización de un gorro a los participantes, ponte el tuyo con tus gafas como siempre y a continuación el gorro de la prueba. Reducirás las posibilidades de perder las gafas en algún incidente.

Tanto en competición como en entrenamientos en aguas abiertas (si vas acompañado) puedes comprobar que si vas justo detrás de los pies de otro nadador, a rebufo, puedes aprovechar su estela en el agua para avanzar a la misma velocidad con menos esfuerzo. Incluso en una prueba además te sirve para orientarte en el recorrido (siempre que él vaya bien orientado). Eso si, cuidado con tocarle continuamente los pies, es muy molesto sobre todo cuando estás haciendo un gran esfuerzo.

Una práctica que suelen utilizar en pruebas importantes los nadadores de élite es el drafting (nado en grupo). Consiste en relevarse entre cierto número de nadadores para ir delante, mientras los de atrás aprovechan el rebufo para ir más descansados el grueso de la prueba. En pruebas populares no es muy común pero si entrenas en grupo podéis practicarlo para hacer distancias más largas e ir mejorando la resistencia y la gestión del esfuerzo.

Y por último y no menos importante, recuerda que tanto el calentamiento y los estiramientos previos como la alimentación e hidratación sobre todo antes de la prueba son factores muy importantes.

La mejor forma de calentar es nadar durante unos minutos para estabilizar la respiración. Hay que realizar estiramientos sobre todo de la parte posterior de las piernas, comer alimentos ricos en potasio y beber agua o bebidas isotónicas para evitar los calambres.

Espero que si estás pensando en probar esta modalidad te haya servido el post. Tanto las aguas abiertas como el triatlón están muy de moda y seguro que tienes ganas de probarlo.

¡Mucho ánimo, ahora ya no tienes excusa para empezar a entrenar!

Por | 2018-03-23T10:24:31+00:00 mayo 8, 2015|Uncategorized|5 Comentarios

Acerca del autor:

Paula Hernández
Paula Hernández Vendedora de agua en Decathlon Zamora Decathlon Zamora.

5 Comentarios

  1. Blog natación Decathlon junio 16, 2015 en 6:04 pm - Responder

    […] a esta modalidad, y ahora que viene el verano, os inscribáis a las travesías que se realizan en aguas abiertas. Esto os motivará para empezar la temporada que viene con decisión y coger una rutina de entreno […]

  2. […] natación en aguas abiertas es una disciplina que se ha desarrollado en los últimos años como una extensión del deporte de […]

  3. […] vendrá muy bien releer este post para preparar nuestros entrenamientos y volver a ver este videoblog con consejos para el día de la […]

  4. Andrea mayo 6, 2017 en 11:31 am - Responder

    No estoy de acuerdo con algún metodo… Calentar en el agua antes del triatlon debe depender de la temperatura del agua. Si el agua esta bastante fria (normalmente abril,mayo…) es mejor hacer calentamiento en seco (movimiento de brazos etc.) incluso correr. Sino puedes llegar a pasar mucho frio incluso con el neopreno. Saludos

    • Aída Díaz
      Aída Díaz septiembre 7, 2017 en 4:27 pm - Responder

      Muchas gracias Andrea por tu aportación. Está claro que se debe realizar un entrenamiento previo fuera del agua para poner los músculos a tono y después realizar un pequeño calentamiento antes de la prueba sobre todo para acostumbrarte a la temperatura del agua y que no nos cueste tanto la adaptación al medio durante la prueba.
      Un saludo y nos alegra saber que lees nuestro blog!
      Un saludo

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de elaborar estadísticas y analizar el uso de la página. Marque la casilla si consiente la instalación de cookies con las finalidades expresadas. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar